eficiencia-energetica

Calidad de vida con una vivienda de eficiencia energética

Apostar por la eficiencia energética es pensar en un mejor vivir

Hoy en día la mayor parte de las construcciones que hay en España no son energéticamente eficientes. Con esto quiero decir que, en ellas se malgasta mucha energía. Por ejemplo, el gasto promedio en calefacción en muchas viviendas españolas es de entre 800 y 1200 euros anuales. Este podría ser mucho más bajo en caso de haberse usado materiales aislantes en la construcción del inmueble. Sin embargo, no se trata solo del impacto económico, sino también de tener como prioridad el mejoramiento de la calidad de vida, pensar en un futuro más sostenible y provocar el menor daño posible al medio ambiente.

Afortunadamente hay una tendencia actual que está comenzando a marcar el presente y definirá el futuro de la construcción y es la creación de viviendas con eficiencia energética, pero ¿Qué es este tipo de edificaciones y qué beneficios brindan?

Ahorro y efectividad siempre de la mano

Una vivienda de eficiencia energética es aquella en la que todos los procesos asociados con el día a día (la iluminación, el manejo de la temperatura interna, el agua caliente, entre otros) se optimizan para que sigan siendo igual de efectivos, pero con un menor consumo de energía. Este tipo de infraestructura brinda muchos beneficios, tanto para tu economía, como para tu bienestar personal.

Actualmente, tanto la calefacción como el aire acondicionado son dos de los elementos del hogar que más demandan energía y por consiguiente provocan que la factura llegue cada vez más elevada. Esto no sería el caso, si el inmueble fuese construido con materiales aislantes. Un correcto aislamiento térmico; una carpintería de buen rendimiento, que no permita la fuga de temperatura; vidrios especiales, que reflejen el calor al interior en invierno y lo mantengan fuera en verano y una correcta ventilación mecánica pueden climatizar un hogar de manera muy efectiva, manteniendo la temperatura dentro de un rango agradable y saludable. Lo mejor de todo es que se logra un ahorro de alrededor del 70% en la factura anual.

Aprovechamiento de la luz natural

La iluminación es una característica fundamental que también se optimiza mucho en las viviendas energéticamente eficientes. En estas, se aprovecha al máximo la luz del sol. Se usan vidrios de control solar para decidir la cantidad de claridad que entra al hogar, evitando que con ella se caliente en exceso el ambiente, permitiendo hacer todas las actividades diurnas con mayor comodidad y sin necesidad de recurrir a la luz artificial, volviéndose necesaria solamente en la noche lo que reduce notoriamente el gasto eléctrico y favorece al bolsillo.

Con respecto a la iluminación artificial, este tipo de viviendas eficientes impulsan el uso de la tecnología Led, la cual genera un ahorro eléctrico cercano al 70 %, sin afectar la buena calidad de la iluminación y eliminando el uso de elementos perjudiciales que se encuentran en otros tipos de instalaciones lumínicas, como el mercurio, haciendo el entorno mucho más ecológico.

Contribución al medio ambiente

Una de las mejores formas de ayudar al medio ambiente es eliminando la energía proveniente de combustibles fósiles y reduciendo al mínimo las emisiones de CO2. Las viviendas eficientes contribuyen con esta idea, ya que tienen como propósito principal mitigar el uso de combustibles fósiles en el hogar. Además, se ha demostrado que en este tipo de edificaciones hay una clara reducción de entre un 60 y 70 % de emisiones de dióxido de carbono.

Beneficios para la salud

Un hogar con un correcto aislamiento protege a quienes lo habitan, de cambios extremos de temperatura que pueden ser perjudiciales, pero no solo eso, hace que el aire dentro de la vivienda esté menos viciado y evita la proliferación de hongos, bacterias y otros elementos patógenos, muy dañinos para la salud.

Pensar en construir viviendas de eficiencia energética es una buena idea, no solo por los beneficios económicos a corto y largo plazo, sino también por la forma tan positiva en la que este tipo de edificaciones protegen, tanto al medio ambiente, como a la salud de sus habitantes, sin olvidarse de que en ningún momento se sacrifica ni el confort ni la calidad de los servicios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.