Protección pasiva de cubiertas

 

La protección pasiva de cubiertas es fundamental para reducir el riesgo de incendio en una vivienda, edificio o recinto industrial, y evitar la propagación del fuego, encontrando en las franjas de encuentro la mejor solución para ello. 

A continuación vamos a explicar en qué consiste la protección en las franjas de encuentro de las cubiertas, así como los pasos que se deben seguir para aplicarla correctamente y reducir la propagación del fuego en caso de incendio.

PRESUPUESTO RÁPIDO

Protección en franjas de encuentro 

A través de la protección en franjas de encuentro se consigue retrasar o incluso evitar la propagación del fuego entre dos espacios contiguos a través de la zona de la cubierta. 

Al proteger franjas de encuentro, hay que tener en cuenta que si la medianera o algún elemento constructivo de compartimentación de sectores de incendio acometen la fachada, la resistencia al fuego será aproximadamente la mitad a la exigida. 

¿En qué consisten las franjas de encuentro?

Las franjas de encuentro son elementos constructivos destinados a retrasar la propagación del fuego por la cubierta, las cuales pueden ir instaladas de la siguiente forma: 

  • Integradas en la propia cubierta, justificando la permanencia de la franja tras el colapso de la cubierta no transitable. 
  • Fijadas a la estructura de la cubierta, siendo necesario que la cubierta tenga la misma estabilidad al fuego que la resistencia exigida. 
  • Formando una barrera de un metro de ancho. 

Características y ventajas

Características de una franja de encuentro: 

  • Gran resistencia frente a incendios.
  • Ofrecen un elevado aislamiento térmico.
  • Son muy duraderas.
  • Fáciles de limpiar.
  • Eficientes y sostenibles.

Ventajas de las franjas de encuentro: 

  • Están diseñadas para cubrir forjados y fachadas, así como medianeras o cubiertas, cumpliendo con los requisitos establecidos. 
  • Sencillos diseños y fáciles montajes, ofreciendo diferentes opciones de configuración. 
  • Cumplen con las normas UNE EN 1364 y el Protocolo del Ministerio de Industria. 

Tipos de franjas de encuentro

 

Encuentro forjado/fachada

Las fachadas adosadas son las que presentan más problemas en caso de incendio. Según la normativa vigente, el grado de resistencia al fuego del forjado y medianeras debe mantenerse hasta el encuentro con la fachada, garantizando una resistencia al fuego mínima de 60 minutos, o de la mitad del forjado en una franja de un metro mínimo.

Encuentro medianeras/cubierta

Si la medianera se encuentra con la cubierta, debe existir una franja de un metro como mínimo, con un grado de resistencia al fuego que sea la mitad del exigido a la medianera, para así evitar la propagación del incendio.

¿Cómo se instala la protección pasiva para cubiertas?

 

La instalación de la protección pasiva para cubiertas resulta muy sencilla, siempre y cuando la lleven a cabo profesionales especializados y con experiencia que dispongan de los conocimientos y medios necesarios para ello:

Escuadras

El primer paso es crear unas escuadras con soporte de perfiles, que irán fijados a la medianera, formando una estructura portante muy resistente.

Perfiles

Lo siguiente será fijar tres perfiles modulados a 400mm, utilizando suspensiones para ello. Los perfiles se atornillarán directamente a las placas de yeso de la cubierta.

Sellado y juntas

Aplicar un tratamiento a las juntas y al sellado de la cabeza de los tornillos, utilizando una pasta de juntas. Este proceso debe realizarse en todas las capas, asegurando que todas queden contrapeadas.

Otras formas de protección pasiva

¿Tienes alguna duda?

¡No te preocupes!

Disponemos de un gran equipo dispuesto a asesorarte para encontrar el producto perfecto para ti.

MARCAS

× ¿Cómo puedo ayudarte?