Protección pasiva para naves industriales

En los últimos tiempos se están tomando medidas de protección pasiva para naves industriales con el objetivo de protegerse del fuego en caso de incendio, las cuales deben cumplir con los requisitos establecidos en el Real Decreto 2267/2004 de 3 de diciembre, donde se aprueba el Reglamento de Seguridad en establecimientos y naves industriales.

PRESUPUESTO RÁPIDO

¿En qué consiste la protección pasiva para naves industriales?

La protección pasiva para establecimientos industriales es una necesidad que aparece desde el momento en el que se realiza el proyecto de licencia de actividad. Para proteger una nave industrial ante el fuego en caso de incendio, previamente hay que evaluar el riesgo intrínseco de la nave y categorizarlo en base a su relación con el entorno. Hecho esto, se puede comenzar a valorar qué medidas van a ser necesarias para la protección pasiva contra el fuego de una nave industrial.

Lo primero es analizar la estructura principal de la nave industrial, la cual está compuesta de pórticos. Aunque las correas de pequeña entidad se excluyen de la estructura principal de la nave, sí se incluyen las correas si la distancia entre ellas es grande e importante, como es el caso de los perfiles metálicos tipo IPN o UPN.

Cuando conozcamos la resistencia al fuego que precisa la estructura principal, hay que verificar el tipo de estructura, así como si cumple con la resistencia al fuego requerida. De lo contrario, habrá que aplicar una serie de productos protectores para justificar que no colapse en el tiempo solicitado.

También se deben tener en cuenta los medianiles, que son los tabiques de unión con las naves colindantes, y también deben ser resistentes al fuego.

Ignifugar naves industriales

Al ignifugar naves industriales se previene la propagación del fuego, se facilita su extinción y se reducen los daños materiales y humanos.

Para una ignifugar una nave industrial correctamente hay que cumplir con las medidas establecidas en el reglamento de seguridad contra incendios, las cuales afectan tanto a la estructura del edificio, como a la instalación de sistemas de protección contra el fuego.

En cualquier caso, un tratamiento ignífugo para una nave industrial es indispensable para poder llevar a cabo una actividad profesional.

Las medidas que habrá que aplicar dependerán de la actividad que se vaya a realizar en la nave así como de los elementos estructurales del edificio, pudiendo ser vigas de hierro o acero, o pilares de hormigón.

El método de ignifugado de naves industriales más efectivo es el mortero ignífugo proyectado, puesto que garantiza una gran repulsión al fuego y una buena resistencia a los chorros de agua.

Ignifugar estructuras metálicas

Tal y como establece la normativa internacional relativa a la seguridad en naves industriales, ignifugar estructuras metálicas es obligatorio.

Aunque el acero es un material incombustible, por su estructura molecular, puede descomponerse al alcanzar temperaturas muy elevadas. Esto hace que si no se ignifuga la estructura metálica, pueda debilitarse y aumentar el riesgo de derrumbe.

Existen diferentes formas de proteger una estructura metálica contra incendios que resultan muy efectivas para paliar el efecto de las altas temperaturas:

  • Pinturas intumescentes.
  • Placas rígidas.
  • Lana de roca.
  • Mortero ignífugo.

Ignifugar estructura de hormigón

Al ignifugar una estructura de hormigón se evita que pueda perder sus propiedades y comience a desprenderse por el efecto de las altas temperaturas, reforzando los elementos estructurales como forjados, pilares o vigas de hormigón.

 

Sellado de pasos e instalaciones

El sellado de pasos e instalaciones es fundamental para proteger una nave contra incendios, ya que de lo contrario la instalación eléctrica podría propagar el fuego a través de sus conductos. Al sellar los pasos e instalaciones se evita que el fuego pueda avanzar por las tuberías y conductos.

Franjas cortafuegos y sectorización

Con las franjas cortafuegos y sectorización se evita la propagación del fuego entre las naves colindantes, siendo obligatorio colocar una franja cortafuegos en la zona de la cubierta, donde se unen las dos naves adyacentes.

La franja cortafuegos retrasará la propagación de las llamas, actuando como barrera y facilitando a los servicios de emergencia su actuación antes de que el incendio pudiera dañar otras naves cercanas.

Las soluciones más eficaces para las franjas cortafuegos y sectorización son la lana de roca, la malla nervometal y/o las planchas de fibrosilicato.

Tipos de protección pasiva en naves industriales

¿Tienes alguna duda?

¡No te preocupes!

Disponemos de un gran equipo dispuesto a asesorarte para encontrar el producto perfecto para ti.

MARCAS

× ¿Cómo puedo ayudarte?