Protección pasiva con cajeado PYL

La protección pasiva con cajeado PYL destaca como una de las mejores soluciones para proteger una estructura metálica frente al fuego en caso de incendio, puesto que el acero comienza a perder resistencia a temperaturas superiores a 300ºC, llegando a fundirse por completo al superar los 1500ºC.

PRESUPUESTO RÁPIDO

¿En qué consiste la protección pasiva con cajeado PYL?

La protección pasiva con cajeado de placas de yeso laminado consiste en la instalación de una estructura mediante perfiles de pladur o unos clips de fijación, en cada una de las caras que queden expuestas al fuego del pilar o de la viga, atornillando posteriormente una placa PYL, que también podría ser de otros materiales como el pladur, yeso reforzado, silicato o magnesita hidratada.

La protección estructural pasiva con cajeado PYL se lleva a cabo principalmente en estructuras metálicas, puesto que el acero es un material que sufre una gran pérdida de resistencia, así como de sus propiedades mecánicas, al alcanzar temperaturas superiores a 500ºC.

Cuando hablamos de protección contra el fuego o protección pasiva de estructuras, no es obligatorio que tengan aislamiento térmico o integridad, pero sí que es obligatorio que la estructura tenga capacidad portante, la cual viene determinada en minutos, que hace referencia al tiempo al que la estructura puede estar sometida al contacto directo con el fuego, antes de alcanzar una temperatura superior a 500ºC, y mantener tanto sus propiedades mecánicas como la resistencia.

De esta forma, al aplicar una protección pasiva con cajeado de PYL se pretende evitar que la exposición al fuego de una estructura metálica en caso de incendio pudiera colapsarla, provocando el desplome total de edificio, y por tanto, la pérdida de vidas por aplastamiento. Asimismo, se ganaría tiempo para facilitar la evacuación de las personas que se encontrasen en el interior del edificio, facilitando el trabajo a los servicios de emergencias.

En las estructuras de hormigón la protección pasiva no es tan necesaria, puesto que son mucho más resistentes al fuego que las compuestas de acero o metálicas. Aun así, no todas las estructuras metálicas se comportan de la misma forma ante el fuego, por lo que hay que tener en cuenta la masividad, que será fundamental para calcular el espesor de protección que habrá que colocar para garantizar una buena resistencia al fuego.

Características de la protección de estructuras metálicas

 

La protección de estructuras metálicas con cajeado PYL reúne las siguientes características:

  • Se aplican mediante una obra fácil, rápida y limpia.
  • Garantiza unos excelentes acabados a nivel estético, admitiendo cualquier tipo de recubrimiento posterior.
  • No precisan de mantenimiento.
  • Control de ejecución en obra reducido.
  • Su proyecto es muy sencillo.

 

Proceso de instalación

 

A continuación compartimos los pasos del proceso de instalación de un sistema de protección pasiva con cajeado PYL:

1. Fijación de clipsLo primero es fijar los clips a la estructura, a una distancia de los extremos de la viga o pilar inferior a 100mm.

2. Instalación de perfilesLo siguiente será instalar los perfiles para formar la estructura en la que atornillaremos las placas de PYL.

3. Capa interiorPara ejecutar la capa interior es necesario cortar las placas al ancho necesario, y posteriormente fijarlas a los perfiles con tornillos.

4. Juntas entre placasSe deben colocar arrostramientos horizontales entre los perfiles longitudinales, utilizando para ello perfiles con las alas cortadas.

5. PlacasPor último hay que colocar las diferentes capas de placas con tornillos, realizando posteriormente el correspondiente tratamiento de juntas.

Otro tipo de protección pasiva para naves industriales

¿Tienes alguna duda?

¡No te preocupes!

Disponemos de un gran equipo dispuesto a asesorarte para encontrar el producto perfecto para ti.

MARCAS

× ¿Cómo puedo ayudarte?