Tela asfáltica 

La tela asfáltica es un material que se aplica cuando se quiere impermeabilizar una superficie (terraza, tejado, cubierta, patio, etc.) que está en contacto con el exterior, y que se caracteriza porque va a recibir grandes cantidades de agua a lo largo del año. 

PRESUPUESTO RÁPIDO

Con este tipo de aislamiento se consiguen evitar los problemas de goteas y humedades en el interior, que podrán llegar a dañar los elementos estructurales de una edificación. Se caracteriza por ser la solución más demandada, ya que además de resultar muy eficaz se instala de manera rápida y sencilla.

¿Qué tipos de tela asfáltica existen?

Existen diferentes tipos de tela asfáltica que se adaptan mejor o peor a las necesidades de cada superficie, entre los que destacan la tela asfáltica de pizarra, la negra y la de aluminio: 

  • Tela asfáltica de pizarra

La tela asfáltica de pizarra está compuesta por oxiasfalto, fieltro de fibra de vidrio, antiadherente y una capa de autoprotección mineral.

Las telas asfálticas de pizarra son las más utilizadas para aislar tejados, ya que ofrece una gran resistencia y durabilidad. Está disponible en rojo, gris y negro, y una vez instalada es importante dejarla reposar y no pisar sobre ella hasta que quede perfectamente fijada, ya que de lo contrario es posible que suelte unas piedras pequeñas.

  • Tela asfáltica negra

La tela asfáltica negra está disponible en dos medidas en función del grosor que se necesite, siendo la más habitual en patios y terrazas, utilizándose también como base de otras telas. Está compuesta por un material antiadherente, oxiasfalto y fieltro de fibra de vidrio.

  • Tela asfáltica de aluminio

La tela asfáltica de aluminio está compuesta por aluminio gofrado, oxiasfalto, tejido de fibra de vidrio y antiadherente. Una de sus caras es idéntica a la tela asfáltica negra, mientras que la otra se puede pintar del color que se prefiera. Es recomendable para instalar en cubiertas bicapas.

¿Cómo se instala la tela asfáltica?

Antes de comenzar a instalar la tela asfáltica es necesario limpiar a fondo la superficie sobre la que se va a proceder a la instalación, para garantizar que quede perfectamente fijada y cumpla con su función. 

Una vez la superficie esté limpia, hay que aplicar una pintura bituminosa de color negro, que tiene unas propiedades hidrófugas, anticorrosivas e impermeabilizantes. Es importante extenderla de manera uniforme, utilizando una brocha grande para ello o un cepillo de cerdas duras. 

Para todo este proceso recomendamos utilizar unos guantes de goma, ya que esta pintura tiene una gran viscosidad y un olor muy fuerte, que resulta difícil de eliminar tanto de la piel como de la ropa. De esta manera evitaremos cualquier problema. 

Asimismo, esta pintura se tiene que aplicar con una buena ventilación, ya que de lo contrario se podría sufrir algún problema a nivel respiratorio. El rendimiento de la pintura dependerá principalmente del nivel de porosidad que presente la superficie que se vaya a cubrir. 

Cuando la pintura se haya secado, ya se puede instalar la tela asfáltica, contactando el alquitrán con la pintura y aplicando calor mediante un soplete que se encargará de derretir el alquitrán y conseguir que la tela asfáltica quede perfectamente fijada. 

Por último, para asegurar que quede bien asentada a la superficie es necesario dar unos golpes sobre la tela de asfaltoEn definitiva, la tela asfáltica es el mejor sistema para proteger ciertas zonas de una edificación de las humedades y goteras provocadas por la lluvia, aumentando además el aislamiento térmico de una manera muy eficaz. Además, resulta muy sencilla de instalar. 

Otros sistemas de aislamiento

¿Tienes alguna duda?

¡No te preocupes!

Disponemos de un gran equipo dispuesto a asesorarte para encontrar el producto perfecto para ti.

MARCAS

× ¿Cómo puedo ayudarte?