Aislamiento térmico

Cuando hablamos de aislamiento térmico nos estamos refiriendo al conjunto de materiales que utilizamos en una construcción para aislar térmicamente un espacio interior del exterior, reduciendo la transmisión de calor y frío del exterior al interior de la vivienda.

PRESUPUESTO RÁPIDO

Son muchas las situaciones en las que es conveniente aislar a nivel térmico, principalmente para minimizar la pérdida de calor en invierno y de frío en verano, favoreciendo enormemente el ahorro energético.

¿Cómo elegir el aislamiento térmico más adecuado?

Elegir el aislamiento más adecuado es muy importante, aunque hay que decir que no es una tarea fácil, dada la amplia variedad de materiales, técnicas y sistemas que permiten aislar una vivienda térmicamente.

De un buen aislamiento dependerá que tu hogar sea eficiente además de confortable, ya que a través del aislamiento térmico se reducen las pérdidas de calor y las filtraciones en invierno, además del recalentamiento y la entrada de aire caliente en verano.

La elección del aislamiento térmico adecuado dependerá principalmente del lugar en el que esté situada la vivienda que se quiera aislar, de la estancia y del tipo de instalación.

Aislamiento de techos

El aislamiento de techos es recomendable en viviendas que cuenten con buhardilla, ya que por el bajo de la cubierta es por donde se producen las mayores pérdidas de energía, debido a que conectan directamente con el exterior. En ese caso, los materiales ligeros y que no ocupen demasiado espacio, como las lanas minerales, los aislantes reflexivos o el geotextil son las opciones más recomendables.

Aislamiento de suelos

Para aislar suelos se colocará el aislamiento sobre el forjado de hormigón, colocando una lámina de polietileno entre el aislante y el mortero que actuará como barrera impermeable.

En el caso del aislamiento de suelos radiantes será necesario colocar una lámina de polietileno, pero en este caso entre el aislante y el sistema de calefacción por conductos.

Aislamiento de tabiques

El aislamiento de tabiques consiste en una división interior de un espacio en el mismo edificio. El material más recomendable para aislar tabiques o paredes es la lana mineral, aunque los aislantes térmicos como el corcho también ofrecen unos buenos resultados.

Materiales para aislar térmicamente una estancia

Los materiales para aislar térmicamente una estancia son muy variados, y están catalogados en diferentes categorías:

 

  • Aislamientos minerales: Lana de roca y fibra de vidrio.
  • Aislamientos sintéticos: Poliestireno expandido (corcho blanco) y poliestireno extruido.
  • Aislamientos ecológicos y reciclados: Corcho y geotextil.
  • Aislamientos reflexivos: Reflexivo multicapa y burbuja.

Beneficios de aislar térmicamente la vivienda

 

Al aislar térmicamente una vivienda conseguiremos protegerla de la humedad, que sin duda es uno de los factores que más problemas pueden generar en el hogar y que por tanto, es recomendable solucionar. La humedad además de estropear la estructura de las edificaciones, puede llegar a condicionar la sensación de calor en una vivienda.

Entre los materiales de aislamiento térmico más eficaces contra la humedad se encuentran el corcho aglomerado, los paneles de fibra vegetal, la lana de roca, las perlas expandidas de grafito, la vermiculita y los paneles sándwich con chapa entre otros.

Otros de los beneficios del aislamiento de una vivienda térmicamente es que se disfrutará de una mayor fortaleza contra el frío y el calor. Mucha gente cree que cuando se habla de aislamiento a nivel térmico únicamente se combate el calor, cuando lo cierto es que también es apto para soportar temperaturas especialmente bajas.

Sin duda esta es una de sus principales ventajas, ya que permite mantener el calor en el interior del hogar durante el invierno, y el frío en el verano sin necesidad de conectar el aire acondicionado, disfrutando de una agradable temperatura en casa durante todo el año.

Además de mayor comodidad, a esto hay que sumarle el importante ahorro económico que supone en la factura de la luz, ya que está comprobado que con un buen aislamiento se puede ahorrar entre un 25% y 30% en la factura de la luz, aprovechando al máximo el consumo energético.

Y por si fuera poco, una casa aislada térmicamente colaborará con la preservación del medio ambiente, ya que al optimizar el gasto energético se reducen las emisiones de CO2, así como el impacto provocado por el sobreconsumo de electricidad y combustibles en el medio ambiente.

Preguntas frecuentes sobre el aislamiento térmico

A continuación te mostramos y resolvemos las principales dudas que nos han llegado de nuestros usuarios sobre el aislamiento térmico:

¿Para qué sirve el aislamiento térmico?

El aislamiento térmico sirve para evitar las pérdidas de calor en invierno; además, puede realizarse también en espacios fríos, como cámaras frigoríficas, para prevenir la entrada de calor.

¿Cómo calcular el aislamiento térmico?

Para calcular el aislamiento térmico que necesitas es necesario tener en cuenta diversos factores, entre los que destaca la zona climática en la que resides; es decir, no es lo mismo realizar esta instalación en Almería que en Burgos.

De esta forma, podemos encontrar fachadas con un espesor que va desde los 6 hasta los 17 cm; por eso, lo más recomendable es que te pongas en contacto con profesionales, como Prefaes, que nos encargamos de ofrecerte los productos más adecuados para ti.

¿Cómo poner aislamiento térmico en el techo?

Para instalar un aislamiento térmico en el techo lo primero que debes hacer es extender el aislante hacia la parte más alta; es decir, hacia la parte más elevada del tejado. Una vez ahí, debes fijar el rollo a la estructura para, a continuación, alinear el aislante para que se mantenga paralelo a los tirantes.

Una vez esté bien alineado debes tensar el aislamiento y es recomendable fijarla a la estructura utilizando, para ello, solera de, al menos, 0,5 cm de ancho y tornillos tipo punta broca.

Después, debes pegar todas las láminas a 2,5 cm por cada lado para evitar infiltraciones de aire caliente; para finalizar, debes colocar una fila cubierta cada dos filas de aislante para no dejar el material expuesto.

¿Cómo poner aislamiento térmico en paredes?

Antes de poner aislamiento térmico en las paredes debes medirla para saber la cantidad de materiales que necesitas. Para instalarlo, lo primero que debes hacer es cortar la corriente y retirar el zócalo, si existe, con una espátula; también hay que retirar los enchufes y los apliques.

Cuando ya hayas realizado todos estos pasos ya podrás comenzar a aislar térmicamente tu pared; para ello, debes grapar cada tira de forma individual, montando cada una sobre la anterior.

En la parte inferior y superior debes realizar un corte en las juntas, para retirar el material sobrante; después tienes que marcar y cortar los rastreles con una sierra de calar y una hoja de madera.

A continuación tienes que perforar los agujeros de fijación, en los listones y la madera; después debes dejar los listones, con un margen de 5 centímetros con respecto al suelo. Posteriormente tienes que cortar las lamas a medida y colocarlas desde un extremo de la pared.

El sistema de fijación es simple; para ello, debes disponer de unas grapas especiales para friso y sujetarlas con unas convencionales. Cuando vayas instalando las lamas tienes que realizar un agujero e ir cubriendo toda la pared.

¿Cómo mejorar el aislamiento térmico de una casa?

La mejor forma de mejorar el aislamiento térmico de una vivienda es instalando ventanas con doble acristalamiento, paredes con doble revestimiento y productos de aislamiento encargados de impedir la entrada del frío y la huída del calor.

Aislamiento térmico para tu comodidad

¿Tienes alguna duda?

¡No te preocupes!

Disponemos de un gran equipo dispuesto a asesorarte para encontrar el producto perfecto para ti.

MARCAS

× ¿Cómo puedo ayudarte?