Aislamiento térmico para fachadas

El aislamiento térmico para fachadas es uno de los requisitos que establece el Código Técnico de Edificación (CTE) para garantizar la máxima reducción de consumo de energía posible en el día a día de cualquier edificación, independientemente que se trate de obra nueva, como si se debe llevar a cabo la rehabilitación de la fachada.

PRESUPUESTO RÁPIDO

¿Qué soluciones de aislamiento térmico existen?

En la actualidad existe una amplia variedad de diferentes soluciones para aislar térmicamente una fachada, que se adaptan mejor o peor a las necesidades de cada edificio, ya que no todas son igual de eficaces ni ofrecen las mismas ventajas, ni a nivel económico ni tampoco de aislamiento térmico.

Si estás pensando en llevar a cabo el aislamiento térmico de la fachada de tu edificio, a continuación te mostramos las 3 soluciones más destacadas:

Sistema de aislamiento por inyección en cámara

Cuando no se puede rehabilitar una fachada exterior, el sistema de aislamiento por inyección en cámara de espuma de poliuretano, lana mineral o celulosa se muestra como una de las mejores opciones

Consiste en inyectar el aislamiento en el interior de la cámara de aire de la pared, siendo necesario taladrar y realizar unos orificios con una separación de 50cm para así poder meter la pistola de inyección.

La ventaja es que es muy económico, pero también presenta una serie de inconvenientes a tener en cuenta, como que no es posible garantizar la uniformidad del aislamiento, así como que es necesario proceder a la limpieza de la parte inferior de la cámara.

Sistema de aislamiento térmico interior

Se aplica sobre la pared interior y después se procede a revestirlo. Normalmente se utiliza un trasdosado de poliuretano expandido o lanas minerales, y se reviste con placas de yeso laminado o ladrillo.

Puede ser una alternativa interesante cuando no se pueda llevar a cabo la rehabilitación de una fachada exterior.

Sistema de poliuretano para fachadas medianeras

Por último está el sistema de poliuretano para fachadas medianeras, que es una buena opción si tenemos en cuenta los graves problemas de impermeabilidad y aislamiento térmico que presentan este tipo de fachadas.

Consiste en proyectar espuma de poliuretano y aplicar una capa de pintura exterior de poliuretano, pero no es una una solución duradera.

Características de un buen aislante térmico para exterior

Por último, repasamos las características que debe tener un buen aislante térmico para exterior, que sea capaz de ofrecer un aislamiento eficaz y duradero en el tiempo:

  • Resistencia al paso del calor y el frío.
  • Resistencia al paso de vapor de agua.
  • Comportamiento frente al fuego.
  • Aislamiento acústico.

Otras soluciones de aislamiento térmico

¿Tienes alguna duda?

¡No te preocupes!

Disponemos de un gran equipo dispuesto a asesorarte para encontrar el producto perfecto para ti.

MARCAS

× ¿Cómo puedo ayudarte?