El gotelé fue una tendencia muy utilizada en las viviendas durante muchos años, el problema es que ya ha pasado de moda y, en la actualidad, lo que priman son las paredes lisas. Por este motivo, son muchos los hogares que quieren quieren quitar gotelé con escayola para dejar atrás esas pequeñas motas que están incrustadas en las paredes de tu vivienda.

Ejemplo de pared sin y con gotelé

Aspectos a tener en cuenta

Antes de empezar a quitar el gotelé, ya sea con escayola o de cualquier otra forma, es necesario que tengas en cuenta una serie de aspectos fundamentales:

  • Comprueba la pared: el tipo de pintura te puede ayudar a determinar el modo en el que debes alisar tu tabique. Si frotas la palma de la mano y te manchas tendrás un gotelé al temple; en este caso, solo tienes que humedecer la pared y rasparla con una espátula antes de pintar.
  • Espera 12 horas: desde que aplicas la segunda capa tienes que esperar 12 horas para que se seque la pared antes de realizar cualquier retoque.
  • Presupuesto: quitar el gotelé suele costar unos 2.000 euros para un piso de unos 80m2; por eso, mucha gente opta por alisar las paredes y ahorrar una buena parte de ese dinero.

Cómo preparar la pasta

Si cuando pasas la mano por la pared no te manchas entonces es que estás ante una pinta plástica o poco absorbente; en este caso, lo primero que necesitas antes de nada es preparar la pasta con la que vas a ocultar el gotelé de tus paredes.

  1. Introduce la escayola en una gaveta con agua.
  2. Mueve la mezcla hasta lograr una pasta homogénea.
  3. Espera 5 minutos antes de empezar. Nunca debes añadir más agua en este momento.

Cómo quitar gotelé con escayola

A continuación te mostramos los pasos a seguir para quitar el gotelé con la pasta de escayola:

  1. Extiende la pasta preparada sobre la superficie y, después, aplica una segunda mano. La primera se hace para rellenar la parte de las motas del gotelé y la segunda para igualar.
  2. Extiende una tercera capa: su función es refinar y dar un acabado más profesional.
  3. Comprueba que el grosor de las capas está entre 0,5 y 2 mm.
  4. Lija la superficie: de esta forma, puedes eliminar de la pared cualquier resto de polvo y grasa y, al mismo tiempo, aumenta su adherencia.

Consejos para un buen acabado

Si lo que estás buscando es el acabado más profesional, en Prefaes te damos algunos consejos que te pueden ayudar:

  • Antes de empezar, arregla posibles grietas que existen en la pared.
  • Utiliza una lijadora con sistema de aspiración especial para paredes.
  • Instala cantoneras o guardavivos para reforzar las esquinas y mejorar el acabado.
  • Aplica la pintura con una pistola y una capa de imprimación.

Cómo ves, quitar gotelé con escayola es un proceso bastante sencillo que te ayudará a tener tu pared como nueva con el acabado más profesional; además, puedes volver a pintar tu tabique del color que quieras.

× ¿Cómo puedo ayudarte?