Uno de los aspectos más importantes que se deben analizar en una vivienda es su gasto energético; es decir, la cantidad de energía que necesita la casa para iluminar o mantener una temperatura agradable. Aunque parezca que no, los materiales con los que construyes tus techos y paredes son muy importantes para conseguir un hogar con un bajo consumo; por eso, en este post te vamos a mostrar la relación que hay entre la escayola y la eficiencia energética.

La importancia de un buen aislamiento en tu vivienda

Además de reducir tu consumo eléctrico, un buen aislamiento te ayudará a luchar contra el cambio climático; por eso, cada vez son más los edificios y los hogares que incluyen sistemas que les ayuden a reducir su gasto energético. Lo primero que se suele hacer es cambiar puertas y ventanas, pues es por donde se va más el calor en invierno y el frío en verano. El siguiente paso para poder optimizar el rendimiento de tu sistema de climatización es contar con un buen aislamiento en techos, paredes y suelos.

Para que te hagas una idea, si dispones de un mal aislamiento en tus suelos, paredes y techos puedes estar perdiendo hasta un 30% de energía; es decir, gastarás mucho más dinero al mes y al año. En la actualidad, hay una gran variedad de sistemas para impermeabilizar tu vivienda; además del aislamiento térmico, también podemos encontrar el aislante acústico, la protección pasiva contra incendios y la tela asfáltica. Nosotros nos vamos a centrar en el aislante térmico, donde destacamos el material de mejor calidad, la escayola.

Habitación con un techo de escayola y una gran eficiencia energética

¿Qué relación hay entre la escayola y la eficiencia energética?

La mayoría del calor que otorga la calefacción termina escapándose por el techo; esto ocurre porque el aire caliente tiende a subir y si la habitación no tiene un buen aislamiento, ese calor termina perdiéndose. En esos casos, es necesario que la calefacción esté encendida durante más tiempo, lo que deriva en un mayor gasto energético.

Las propiedades de la escayola ayudan a reducir esa pérdida de calor y, por lo tanto, favorece la reducción del gasto energético; además, se trata de uno de los materiales de más calidad, lo que ayuda a obtener una mejor clasificación energética.

Ventajas de los falsos techos de escayola

Son muchas las ventajas de instalar falsos techos de escayola en tu vivienda; además de los beneficios habituales de disponer de este tipo de superficies, a la hora de disfrutar de un ahorro energético esta opción es la más recomendable.

La ventaja principal de los falsos techos de escayola es que cuentan con un pequeño espacio entre el encofrado de la vivienda y el falso techo; este hueco puede rellenarse con un material aislante, normalmente con lana de vidrio, que evita que la temperatura de la estancia se disipe, independientemente de si es verano o invierno.

Por estos motivos, a la hora de instalar un techo en una vivienda los expertos suelen recomendar los falsos techos de escayola; de esta forma, podrás disfrutar de una agradable temperatura en tu habitación mientras ayudas a mejorar el medio ambiente y reduces tu gasto energético.

× ¿Cómo puedo ayudarte?