Aunque la escayola no estaba destinada, en su origen, para la fabricación de mobiliario, con el paso del tiempo es cada vez más habitual ver muebles elaborados con este material; por eso, en este post te vamos a mostrar la evolución y usos de la escayola en los muebles.

Historia de los muebles de escayola

Las primeras escayolas se caracterizaban por ser muy rústicas; por eso, solamente se utilizaban en la construcción para elaborar estructuras. Hasta principios del siglo XIX, la escayola se fabricaba mediante una mezcla de yeso y yeso espático amasado con agua de cola; el problema es que esta mezcla formaba un producto más rústico y más difícil de moldear.

Distintos usos de los muebles de escayola

Pero todo cambió en el siglo XIX y, por lo tanto, comenzaron a surgir los primeros muebles de escayola; a continuación te mostramos las principales causas por las que surgieron estos primeros elementos mobiliarios en el siglo XIX:

  • El elevado coste de los muebles tradicionales: los hogares tenían que buscar unos materiales alternativos para poder amueblar sus locales y viviendas sin tener que gastar grandes cantidades de dinero.
  • Mejora en los procesos de producción: la escayola que se creó era mucho más resistente, pura y bonita; por eso, mucha gente empezó a utilizar este material para elaborar distintos muebles.

Con el paso del tiempo, empezaron a utilizarse distintas fórmulas que consiguen que la escayola empezará a utilizarse para fabricar moldes y piezas. En la actualidad, la escayola es considerada un material de yeso de alta calidad y grano muy fino; para que te hagas una idea, tiene una pureza mayor del 90%, mientras que el yeso tiene una pureza entorno al 70%.

Razones por las que se utiliza la escayola en los muebles

En la actualidad, la escayola suele emplearse para fabricar muebles de escayola porque es un material muy manejable y puede adaptarse a cualquier espacio; además, se trata de un elemento decorativo mucho más económico que la madera.

Otra de las razones por las que, a día de hoy, es un material tan demandado es que la escayola ofrece muchas posibilidades estéticas; en otras palabras, a diferencia de la madera, la escayola puede pintarse del color y la forma que desees.

Por otro lado, la escayola destaca por ser un material más resistente y puro; por este motivo, es muy recomendable para personas que quieren disponer de un mueble que le vaya a durar muchos años.

Principales usos de la escayola en los muebles

Los muebles de escayola suelen usarse en grandes viviendas que pretenden conseguir una mayor luminosidad del espacio o desean un estilo decorativo con tonos neutros. A continuación te mostramos algunos de los usos de la escayola en los muebles:

  • Arco de escayola.
  • Cornisas.
  • Frisos.
  • Baquetones.
  • Escuadras.
  • Cajonera.
  • Mesas.
  • Vitrina.
  • Mueble de bar.

Estos son solo algunos de los usos más habituales de la escayola en los muebles; aunque hay muchas otras formas de decorar tu vivienda con escayola. Independientemente de la opción que elijas, si deseas disfrutar de un elemento decorativo duradero y bonito, con la escayola acertarás de pleno. Eso sí, los materiales de tus muebles tienen que ser de calidad, como los que tenemos en Prefaes, para que el material sea longevo y no se produzcan grietas por una mala instalación.

× ¿Cómo puedo ayudarte?