Los arcos de escayola son los elementos arquitectónicos más antiguos que existen; comenzaron a utilizarse en el Antiguo Oriente y, en la actualidad, están volviendo a ponerse de moda, aunque ahora son muy demandados en todo tipo de apartamentos, no solo los más lujosos.

Beneficios de hacer un arco de escayola

A continuación te mostramos los principales beneficios que obtendrás al instalar un arco de escayola en tu vivienda:

  • Expandes el espacio: las habitaciones son más abiertas y te permiten un gran ahorro del espacio, pues las puertas limitan los ángulos de visión y ocupan un sitio que puede ser aprovechado para otras cosas. Por eso, los arcos de escayola son muy demandados en pisos pequeños.
  • Decoración: su estética y variedad geométrica hace que los arcos de escayola queden mucho mejor en el interior de cualquier piso.
  • Funcionalidad: los arcos de escayola pueden utilizarse en habitaciones o largos pasillos para dividir espacios interiores, algo que las puertas no pueden hacer.

Vivienda con un arco de escayola

Tipos de arcos de escayola

A continuación te mostramos los principales tipos de arcos de escayola que puedes encontrar:

  • Clásicos: estos modelos se caracterizan por tener una forma semicircular y un radio constante. Destacan por ser simétricos y por utilizarse para dar un toque decorativo clásico al interior de la habitación.
  • Semi-acuarios: su coste es el más económico porque consisten en una versión alargada de los modelos clásicos. Además, son ideales para pequeños apartamentos y pueden utilizarse con cualquier diseño.
  • Modernos: estas opciones tienen los laterales más largos y el arco circular más pequeño, lo que proporciona una mayor elegancia y sofisticación. En este caso, lo más recomendable es evitar los muebles pesados
  • Redes de pesca: una de las principales características de estos arcos de escayola es que presentan una saturación decorativa de los laterales en distintas formas geométricas. Por ello, es una opción muy utilizada en viviendas con estilo moderno.
  • Portales: las aberturas de estos arcos son rectangulares o cuadradas y son muy similares a la estructura de las puertas.
  • Multiniveles: constan de varias superposiciones, con una forma y altura independiente. Es la opción más moderna y perfecta para grandes estancias.
  • Góticos: estos modelos destacan por disponer de un punto más alto que evoca las catedrales medievales. Además, crean una sensación de libertad y pueden decorarse con colores brillantes.
  • Trapecios: su forma es geométrica y podría definirse como una mezcla de los arcos clásicos y los portales.

Independientemente de los arcos de escayola que desees, lo más recomendable es que los adquieras en Prefaes. Nos encargamos de elaborar estos elementos decorativos a tu medida, para que no tengas que preocuparte por nada y puedas disfrutar de la unificación de los espacios con el estilo que siempre has soñado.

Herramientas para crearlos

Es imprescindible contar con las herramientas y los materiales necesarios para hacer un arco de escayola; por eso, a continuación te traemos aquellos elementos que no pueden faltar en tu obra:

  • Panel de yeso.
  • Masilla.
  • Sistemas de medición: reglas y ruletas, entre otros.
  • Cuchillos y tijeras.
  • Tornillos.
  • Taladro.
  • destornillador.
  • Martillo.
  • Clavos.
  • Clavijas.
  • Pintura.
  • Papel tapiz.
  • Guantes y equipos de protección.

Cómo hacer un arco de escayola

Para saber cómo hacer un arco de escayola debes tener presente que este proceso requiere de unos conocimientos y habilidades específicas; por eso, lo más recomendable es que este trabajo sea realizado por profesionales.

Elegir tipo de arco

Lo primero que debes hacer es saber qué tipo de arco deseas; esta elección puede depender del espacio que tengas disponible o del sitio donde lo vas a poner. Por ejemplo, no es lo mismo si el arco va a servir para limitar una zona de paso o como un elemento decorativo.

Medir

Cuando ya sabes cuál es el tipo de arco que deseas, el siguiente paso es conocer el tamaño de la puerta; es decir, saber cuál es la altura, longitud y anchura. Este espacio lo debes medir de forma muy precisa y, posteriormente, dibujar en un papel la forma del arco; de esta forma podrás poner las medidas de este elemento decorativo.

Una vez medido el espacio tienes que verificar que lo has hecho de forma precisa; para ello, lo más recomendable es utilizar un arco de cartón y probarlo en la puerta.

Fabricación

Para fabricar arcos de escayola con tus manos es necesario tener una destreza y habilidad determinada. Para que te hagas una idea, tienes que hacer un modelo sobre la base de las mediciones y hacer tres partes del arco, los dos laterales y la forma, antes de doblarlo.

Arco de escayola en una vivienda

Lo más recomendable es utilizar las placas de escayola más gruesas para los laterales; además, a la hora de cortar, lo mejor es utilizar una sierra de calar especial. Lo que debes marcar es la placa de escayola del arco y unirla en su sitio apropiado en la puerta.

Doblar el GCR

Una de las ventajas de la escayola es que puedes doblarla en seco y cuando está húmeda. Lo más recomendable es que utilices la tecnología del secado; en este caso, la placa cortada debe doblarse de forma gradual, sin realizar movimientos fuertes y bruscos.

Además, el máximo de curvatura varía según el grosor de la misma; también es importante que sepas que los cortes deben realizarse de forma transversal y no tienen que ser muy profundos.

Es importante que sepas que el material tarda en secarse, como mínimo, 12 horas. Del mismo modo, es necesario utilizar una esponja para humedecer la pared interior. El ángulo de inclinación puede variar entre 40 y 50 grados.

Instalación

La instalación del arco a la pared es un proceso muy sencillo; lo único que tienes que hacer es unir el arco a la clavija con unos tornillos a una distancia adecuada de la pared y con un espacio de entre 30 y 40 centímetros entre ellos. Por otra parte, es necesario que las paredes laterales estén niveladas; por eso, puedes utilizar cualquier elemento para hacerlo.

Decoración

En la actualidad existen varias formas de decorar un arco de escayola; a continuación te mostramos algunas de las más utilizadas:

  • Papel tapiz: es muy recomendable porque permite obtener una mayor armonía con el interior de la vivienda y conseguir, de esta forma, una mayor elegancia en la estancia.
  • Pintar: puede utilizarse cualquier pintura y, además, no es necesario emplear una gran cantidad de ella; además, puedes añadir los dibujos y adornos que quieras.
  • Envoltura con telas: pueden utilizarse distintos materiales y decorar el arco de múltiples maneras para conseguir una sensación de máximo confort.

Cómo has podido comprobar, hacer un arco de escayola es posible aunque, si lo que deseas es un acabado profesional, duradero y de calidad, lo más recomendable es que debes este proceso en manos de los expertos de Prefaes.

Además, fabricamos todo tipo de arcos de escayola y, si tienes cualquier duda, nuestros profesionales te ayudarán a escoger la solución más adecuada para tu vivienda. No esperes más y empieza a disfrutar de todas las ventajas de los arcos de escayola en tu hogar.

× ¿Cómo puedo ayudarte?