Uno de los principales problemas a la hora de hacer escayola en casa es que la masa quede demasiado dura o demasiado blanda. A continuación te mostramos cómo hacer la escayola más dura de forma rápida y efectiva.

Cómo hacer la escayola más dura

Si deseas conseguir una escayola más dura, lo único que tienes que hacer es añadir más cola blanca al agua, disolver y echar los polvos de escayola. Cuando fragüe verás que la escayola está más dura de lo normal.

Eso sí, tienes que tener cuidado de no pasarte con la cola blanca; de hacerlo, es posible que la mezcla no fragüe y, por lo tanto, que tengas que repetir todo el procedimiento. Por eso, lo más recomendable es que, si lo vas a utilizar para instalar un techo o un tabique de escayola apuestes por adquirir estos productos en una empresa especializada, como Prefaes.

Cómo hacer la escayola más dura

De esta forma, te garantizas un acabado de calidad y no tendrás que preocuparte por nada. Por el contrario, si lo que quieres es realizar un pequeño retoque puedes optar por estos otros 4 métodos con los que puedes conseguir una masa de escayola más fuerte y dura.

Con papel

Lo único que tienes que hacer es triturar el papel y mezclar una taza y media de papel con 8 tazas y media de escayola en seco. Después tienes que añadir agua según las indicaciones del paquete de escayola; al finalizar la mezcla, las fibras de papel habrán ayudado a fortalecer la escayola.

Con cal

Para endurecer la escayola con cal lo que debes hacer es añadir polvo de cal en el agua; tienes que mezclar esta cal líquida en un recipiente grande con escayola en polvo. La cantidad de cal debe ser similar a la que utilizarías de agua.

Para finalizar, tienes que utilizar una cuchara que te sirva para mezclar y crear, de esta forma, una escayola más resistente. A la hora de saber las medidas de la cal y de la escayola, lo más recomendable es que sigas las instrucciones del paquete del producto.

Con goma arábiga

Si quieres fortalecer la escayola con goma arábiga solo tienes que mezclar una pequeña cantidad de goma con agua; para ello, lo más recomendable es que utilices un recipiente grande que te permita batir y disolver por completo la goma arábiga.

Cuándo ya esté disuelta, tienes que agregar una parte de goma arábiga por cada 100 partes de escayola; de esta forma, verás que la masa es más dura y fuerte.

Con bicarbonato de sodio

El último método para hacer la escayola más dura es con bicarbonato de sodio. Este proceso es muy sencillo y solamente tienes que seguir las instrucciones que aparecen en el paquete de escayola para crear la mezcla.

Una vez hecha, tienes que dejar que se seque completamente la masa y, cuando esto ocurra, puedes mezclar un cuarto de taza de bicarbonato de sodio en una taza de agua tibia. Esto lo debes mezclar bien para disolver el bicarbonato en el agua y, cuando lo tengas, tienes que utilizar una brocha en la pieza y dejar que se seque. Este último paso lo tendrás que hacer entre 3 y 5 veces, para que la superficie de escayola consiga la dureza deseada.

Cómo ves, endurecer la escayola es posible y existen muchas formas de conseguirlo; por ello, si ves que la masa para realizar un retoque en tu vivienda está quedando muy blanda o que, con el paso del tiempo, ha perdido su fuerza, lo más recomendable es que realices uno de los 4 procedimientos que te hemos mostrado para obtener la escayola más dura.

× ¿Cómo puedo ayudarte?