Si te has decidido por instalar un falso techo en tu vivienda, pero no sabes cómo colocar placas de escayola en el techo, lo primero que tienes que saber es que los materiales deben ser de calidad, como los que te ofrecemos en Prefaes, para que el acabado sea de gran calidad y duradero.

Preparar el techo

Es fundamental que, antes de empezar a colocar placas de escayola en el techo, prepares el terreno para ello. Además, es recomendable que sepas que, lo mejor, es dejar una distancia de 15 centímetros entre las placas de escayola y el verdadero techo.

Cómo colocar placas de escayola en el techo

Lo más habitual es que la instalación de estos falsos techos se realice en el cuarto de baño, la cocina y los pasillos, aunque puede hacerse en cualquier parte de la casa.

Cólocación de placas de escayola en el techo

Materiales

Es fundamental que los materiales con los que coloques el falso techo sean de calidad; para que el acabado sea profesional y duradero; por eso, lo más recomendable es que los adquieras en una tienda especializada como Prefaes. A continuación te vamos a mostrar las herramientas y materiales que necesitas para colocar estas placas de escayola en tu vivienda:

  • Placa de escayola de 100 x 60.
  • Escayola en polvo.
  • Bota de marcar.
  • Esparto.
  • Banda de poliestireno y otro material flexible.
  • Nivel.
  • Llana.
  • Martillo.
  • Flexómetro.
  • Puntal.
  • Regla.
  • Serrucho.
  • Tornillos.
  • Taladros.

Pasos a seguir

A continuación te mostramos cómo colocar placas de escayola en el techo paso a paso:

  1. Realizar una marca en un rincón de la pared a la altura a la que debe quedar el falso techo. Lo más recomendable es que sea, como mínimo, de 15 cm y, como máximo, de 25 cm.
  2. Repetir este proceso en el rincón opuesto.
  3. Hacer una línea entre las dos marcas ayudándote, para ella, de una bota de marcar.
  4. Repite este proceso con el resto de líneas para delimitar el perímetro.
  5. Pon, como mínimo, 2 reglas. Una tiene que estar pegada a la pared y la otra a una distancia de unos 60 cm.
  6. Si la superficie es de hormigón, tienes que hacer un agujero con un taladro y colocar un tornillo para sujetar el esparto.
  7. Deja una separación mínima de 5 mm entre la pared y la placa de escayola. De esta forma, el falso techo queda aislado de las posibles grietas y tiene cierta movilidad.
  8. Escoge una de las esquinas de la habitación, mide la placa de escayola y pon los tirantes en el techo para apoyarla. El número ideal es 3 tirantes por cada metro cuadrado.
  9. Mezcla el pegamento con agua para obtener una pasta.
  10. Mezcla la pasta con la tira de esparto y enganchalo a uno de los tornillos ubicados a un extremo del techo; en el otro irá la placa de escayola. Tienes unos 15 minutos antes de que la masa se fragüe; también es recomendable que des forma a los tirantes con la mano con un grosor de unos 2 o 3 cm.
  11. Añade más polvo de escayola en el interior de las juntas, para que se seque más rápido.
  12. Repite este proceso por el resto de la línea; después, coloca un cordón de estopa fino y plano por todo el perímetro por la cara oculta del techo. De esta manera, las placas de escayola irán enganchadas unas con otras cuando las coloques.
  13. Cuando vayas a finalizar, corta la placa con un serrucho. Espera unos 25 minutos antes de realizar ningún movimiento en el techo.
  14. Mezcla escayola fina con agua y aplícala con una espátula para rematar el techo.

Ahora que ya sabes cómo colocar placas de escayola en el techo, ¿a qué esperas para beneficiarte de todas las ventajas de tener un techo más bajo en tu vivienda?

× ¿Cómo puedo ayudarte?