Techos fijos o continuos

 

Los techos fijos o continuos son una buena opción para cubrir espacios exteriores como áticos, terrazas, balcones, patios, porches o jardines entre otros, con la ventaja de que no necesitan ningún tipo de elemento de sujeción visible en todo su recorrido.

    PRESUPUESTO RÁPIDO

    ¿Qué son los techos fijos?

    A diferencia de los techos desmontables, los techos fijos o continuos tienen la perfilería y sus fijaciones ocultas, lo que permite una fácil limpieza, pintado y una estética más diáfana.

    Con el paso de los tiempos y gracias a la llegada de las nuevas tecnologías, los techos fijos o continuos han evolucionado enormemente. Disponemos de techos fijos o continuos para cada necesidad, cumpliendo nuestros sistemas con la normativa actual acústica, térmica, resistencia a la humedad, al fuego, al impacto, etc.

    Características de los techos fijos o continuos

    Los techos fijos son adaptables a cualquier tipo de superficie, ya que pueden realizarse con diversos materiales en función de las necesidades del espacio a cubrir. Se trata de unos techos muy innovadores a nivel tecnológico y, por lo general, no precisan de licencia de obra para su instalación.

    Pensados para incorporarse a cualquier espacio exterior o interior con una total garantía y consiguiendo muy buenos resultados, ofrecen una gran confortabilidad, gracias a su sencillez de instalación, capacidad de aislamiento térmico y acústico, estética, etc.

    Tipos de techos fijos o continuos

    A día de hoy existe una amplia variedad de tipos de techos fijos diferentes, disponibles en prácticamente todos los materiales: cristal, policarbonato, aluminio, escayola…

    Para ganar un espacio habitable dentro de una vivienda lo más recomendable son los techos fijos con aislamiento de tela asfáltica, lana de roca o lana mineral, que evitan el acceso del frío y del calor desde el exterior al interior, evitan la entrada de calor del sol, así como que el frío se expanda a través de él.

    Preguntas frecuentes

    A continuación te mostramos las preguntas que, con mayor frecuencia, nos han hecho nuestros clientes sobre los techos fijos o continuos.

    ¿Cómo colocar falso techo?

    Colocar un falso techo es muy sencillo, pero que consta de  bastantes pasos; aún así, lo primero que debes hacer es fijar el armazón al techo de yeso o a las vigas.

    ¿Cómo colocar falso techo de pladur?

    El primer paso es medir la superficie y señalar el sitio donde vas a ubicar las placas; después tienes que colocar la banda acústica en los canales. Para la instalación debes perforar los perfiles y poner el canal del techo.

    ¿Cómo poner falso techo de madera?

    Coloca los listones en la habitación y pon las piezas unidas con el contrario a media madera; después tienes que instalar unos tirantes que se unen con el techo.

    ¿Cómo colocar falso techo de escayola?

    Lo primero que tienes que hacer es medir la altura a la que quieres que se ubique el falso techo; ahí tienes que marcar la medida en un rincón y trazar una línea.

    A continuación debes clavar dos clavos en cada lateral, que sirven de apoyo para la placa. Después tienes que untar la mezcla de escayola en polvo y agua en la pasta de escayola.

    En ese momento ya tendrás la primera placa instalada y tendrás que repetir la acción hasta completar la fila.

    ¿Cómo se limpian los falsos techos?

    Lo más recomendable es utilizar unas gafas de seguridad y frotar, con un cepillo, de forma suave todo el techo. Luego, tienes que mezclar un litro de agua fría con una taza de vinagre y, con una esponja, limpiar suavemente toda la superficie y, para finalizar, tienes que secarlo con una toalla suave.

    ¿Cómo aislar un falso techo?

    Con un aislamiento insuflado porque puedes aprovechar, para ello, los agujeros de los focos halógenos.

    ¿Tienes alguna duda?

    ¡No te preocupes!

    Disponemos de un gran equipo dispuesto a asesorarte para encontrar el producto perfecto para ti.

    MARCAS

    × ¿Cómo puedo ayudarte?