Escayola y pladur: Principales diferencias

escayola y pladur

Aunque su aspecto exterior pueda ser muy parecido, existen muchas diferencias entre la escayola y el pladur que debes conocer; por eso, en este post te vamos a mostrar cuales son esos puntos que distinguen a ambos materiales.

La escayola es un material que se obtiene a partir del yeso natural y se caracteriza por ser un material muy económico y fácil de transportar e instalar, tanto que lo puedes hacer tú mismo. Además, puedes pintar este elemento decorativo del color que quieras, de forma que no tendrás que preocuparte por si ese elemento combina con el diseño de tu estancia.

Ambos permiten la instalación de aislamiento acústico o aislamiento térmico en sus soluciones constructivas, proporcionando unas condiciones más óptimas en su instalación de falsos techos. No obstante, ambos pueden sufrir movimientos estructurales aunque cuentan con una alta capacidad de resistencia para evitar estos movimientos que, a su vez, también sufren cambios de temperatura.

escayola y pladur

Principales diferencias entre la escayola y el pladur

La escayola y el pladur son dos de los materiales que son tradicionalmente escogidos para la construcción de techos. Sin embargo, muchas veces se desconocen las diferencias entre ambos. Por ello, las principales diferencias son:

  • El diseño: una de las ventajas de la escayola es que puedes elegir el estilo que deseas; es decir, puede adaptarse a cualquier tipo de muebles y, si lo prefieres, puedes pintarlo. Además, la escayola es más estética y resistente que el pladur.
  • El precio: el pladur es mucho menos económico que la escayola, por lo que se requiere un mayor presupuesto para su instalación.
  • Resistencia: ambos materiales cuentan con la misma resistencia. La principal diferencia es la posibilidad de acabado en escayola con laca, pintura plástica y estuco para reforzar la estructura.
  • Tacto: la escayola suena como un elemento macizo mientras que el pladur parece que está hueco por dentro.
  • Ancho: el pladur tiene un mayor grosor frente a la escayola, por lo que es menos recomendable para viviendas en las que desees crear un espacio elegante o si deseas instalar una pequeña estantería de poco peso. En esos casos, la mejor opción es la escayola.

Por su parte, el pladur es un material industrial que surge gracias a una placa de yeso laminado ubicada entre dos capas de cartón; este elemento tiene una menor proporción del yeso natural y tiene una parte de celulosa. Además, para su instalación se requiere de una estructura metálica para techos de pladur o incluso tabiques.

El pladur destaca por ofrecer un mayor poder de aislamiento y una mayor resistencia; además, su limpieza es mucho más sencilla. El principal problema del pladur frente a la escayola es el elevado precio, factor de real importancia a la hora de analizar cualquier reforma en una vivienda.

PREFAES: Fábrica de escayola y tienda de materiales de construcción

Una vez hemos visto las diferencias entre la escayola y el pladur, podemos decir que la escayola es mucho más recomendable. Por ello, si no quieres llevarse ninguna sorpresa indeseada, lo mejor es apostar por los techos de escayola de calidad, como la de Prefaes: 100% natural, nacional y antibacteriana.

No obstante, si al final te decantas por el pladur, en Prefaes también contamos con una amplia gama de placas de cartón yeso para cubrir todas tus necesidades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: PREFAES, S.L..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.